Cenar en Toscana sin salir de Miami con caviar italiano

By Complot Magazine

Vivo soñando con viajar a Italia para disfrutar de todas sus maravillosas regiones y paisajes, sus monumentos históricos romanos, el arte y la arquitectura renacentista, y por supuesto probar la legendaria comida italiana. Una de las regiones que ha inspirado a decenas de escritores, poetas, artistas, cineastas, cocineros, diseñadores, y que ha llevado a cientos de miles de personas a visitarla cada año, es la Toscana. De allí que cuando me invitaron a cenar en el restaurante Toscana Divino, no lo pensé dos veces y acepté de inmediato.

Localizado en el corazón de Mary Brickell Village de Miami, el restaurante presenta una carta inspirada en platos clásicos de la Toscana, con una oferta de vinos italianos cuidadosamente curada para sus comensales. Los propietarios Tommaso Morelato, Stefano Cavinato y Mauro Bortignon, decidieron junto al Chef Ejecutivo Andrea Marchesin, crear una experiencia única y extraordinaria, presentando un menu de 7 platos combinando dos de los productos mas importantes de Italia, el vino espumante Ca’del Bosco Franciacorta y el Caviar Calvisius, en una cena muy especial, digna de reseñar por lo memorable de cada ingrediente y detalle prestado a la misma.

Ya de entrada te reciben con un blini de White Sturgeon Caviar, servido de la lata y acompañado por Franciacorta Cuvée Prestige Magnum. Este gesto, te coloca en el mood de la noche, la intensidad del sabor del caviar combinada con la elegancia del Cuvée, abren el apetito a cualquiera.

Una vez sentado en la elegante mesa dispuesta para el banquete, sirven Russian Sturgeon Oscietra Royal Caviaracompañado con el Cuvée Prestige Magnum. Este caviar es el mas exclusivo y costoso, y se puede apreciar en el paladar, su delicado, y aterciopelado sabor da a entender claramente su proveniencia y calidad indiscutible. Aunque el caviar sea producido en Italia, el cual es hoy en día el primer país productor de caviar del mundo, el pescado original es de Rusia, pero es cultivado y reproducido en Italia.

Seguidamente el Chef Andrea Marchesin nos presenta la espectacular Ostra Kumamoto con Siberian Royal Caviar y espuma de Dosage zero, naturalmente maridado con Dosage Zero 2012, Franciacorta Vintage. Nuevamente, los sabores y delicadas tonalidades del Franciacorta acompañan maravillosamente a la ostra con caviar. Inmediatamente pasamos a probar el Cuvée Prestige Rosé MV, Franciacorta, que escolta elegantemente a uno de mis platos favoritos, el Smoked Salmon, todo una poesía convertida en una rosa de salmón servida con hierbas y un fino grissino.

A pesar de que vamos por el cuarto plato, continua mi curiosidad de saber con qué nos sorprenderá el chef nuevamente. Y lo vuelve a hacer con una pasta a la carbonara, absolutamente épica, unos spaguetti frescos hechos en el restaurante, preparados con yema de huevo a una temperatura precisa de 63,5 grados Fahrenheit con un tope de Russian Sturgeon Caviar. Lo acompaña un vino mas potente el Annamaria Clementi 2007, Franciacorta Riserva, que es sencillamente de un nivel impresionante, es la respuesta italiana al Dom Perignon. Su elegancia, redondez, nivel de acidez y balance lo convierten en mi favorito hasta ese momento.

Claro siempre puede venir algo mejor, y es así, reservado para un grand finale, el Chef Andrea, preparó un Sturgeon en Cuvée Prestige beurre blanc con tope de Russian Sturgeon Caviar. En esta oportunidad el maridaje perfecto lo logra un Annamaria Clementi Rosé 2007, Franciacorta, que aclara toda duda posible sobre cuál es el mejor espumante de la noche.

Una elegante cena amerita una elegante mousse de chocolate con frambuesas para el postre servido con Cuvée Prestige Rosé MV, Franciacorta. Le agradezco al Chef Andrea Marchesin, el buen gusto y talento en la creación de esta experiencia, y por supuesto de no incluir caviar en los ingredientes del postre.

Bravo por los productos italianos que se lucen en el mundo de la alta gastronomía. Y que los tenemos en Miami para poder disfrutarlos cuando comencemos a añorar ese viaje a la Toscana que siempre hemos querido realizar, pero no sabemos si dejará de ser un sueño algún día. Por eso y para eso afortunadamente existen en nuestra ciudad amigos como los de Toscana Divino, Ca’del Bosco y Calvisius Caviar, que nos traen lo mejor de la Toscana y de Italia a nuestras vidas en Miami.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *